Luego de una aprobación con fines médicos, ahora México esta encaminada hacia la legalización

Una vez que ha sido despejado el terreno de la medicina, el Congreso mexicano se esta preparando para hacer legal el uso recreativo de la marihuana y las semillas autoflorecientes, este se trata de un movimiento que convertiría a México, país que en la actualidad cuenta con una población superior a los 126 millones de habitantes, en el mercado legal de cannabis más grande a nivel mundial. 

Recientemente el Gobierno de México publicó las normativas referentes a la producción, investigación y uso medicinal de cannabis y derivados farmacológicos.

Dicha reglamentación hace su aparición luego de la reforma de la ley General de Salud en 2017 y después de que en 2019 la Corte Suprema se encargara de obligar a la secretaría de Salud a que avanzara con dicho proceso. Una vez que se encuentra despejado el terreno medicinal, el Congreso mexicano se esta preparando para legalizar el uso recreativo de marihuana. 

Dentro de esta nueva regulación le es permitido a las empresas farmacéuticas el inicio de investigaciones médicas en relación a los productos de cannabis a través del permiso de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

En el caso de los laboratorios en donde se llevan a cabo los estudios, serán controlados por las autoridades sanitarias aunque tendrán carácter independiente. En esta norma se encuentra establecido que se deberá tramitar un permiso de siembra de cannabis mediante el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA).

Margarita Garfias, quien es integrante del colectivo Familias y Retos Extraordinarios señaló que “Es un parteaguas que nos va sacando del exilio legal y el exilio médico, que nos cerraban las puertas.

Creo que este reglamento obliga a los médicos a informarse un poco más”. Esta es una asociación de padres que desde hace varios años se ha dedicado a luchar por la legalización del uso medicinal de cannabis a fin de que se pueda tratar a sus hijos con discapacidades.

De hecho, se sabe que fueron los padres de una menor que presenta discapacidad, Graciela Elizalde, quienes se encargaron de abrir dicha discusión sobre la aplicación terapéutica del cannabis en México, luego de haber solicitado en 2015 un permiso para importar aceite de cannabis, cosa que les fue denegada.

Con el tiempo, esta familia lo consiguió mediante un amparo en la Justicia. Dos años más tarde, fue aprobada una reforma a la ley General de Salud a fin de incorporar el tratamiento con productos de cannabis. 

Esta es una reglamentación que entró en vigor recientemente y que permitirá el desembarco de empresas de producción de cannabis, sobre todo de Estados Unidos y Canadá, que se encontraban a la espera de la habilitación en el terreno medicinal para avanzar con las inversiones.

Entre los puntos inconsistentes de las normativas que fueron enunciados, y de acuerdo a los activistas mexicanos, se encuentra que no resuelven la cuestión del autocultivo y las trabas en el acceso a medicamentos para quienes no pueden importarlos en el corto plazo, debido a que la instalación de una oferta de medicamentos en el país llevará algún tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts