Las hierbas en la medicina. ¿Son realmente importantes?

Posiblemente aún se puedan encontrar personas que no se encuentren de acuerdo con el empleo de medicamentos naturales con la idea de curar determinada dolencia. Pero también puede ser cierto que estas mismas personas desconozcan que gran cantidad de los medicamentos que acostumbramos a consumir son elaborados a partir de plantas que son medicinales.

Un ejemplo de ello puede ser la mundialmente conocida Aspirina, la misma se encuentra compuesta por la corteza del sauce blanco, tan solo por mencionar alguna.

Plantas curativas, y la farmacología

La idea nos es contraponer el uso de las dos, ya que cada una se encuentra destinada para algo en concreto. En tal sentido, resulta muy importante que mucho antes de que nos decidamos por alguno de los dos tratamientos, hagamos una consulta al médico para orientarnos por sus instrucciones luego de un reconocimiento médico.

Para la digestión, la Manzanilla: entre las más consumidas se encuentra la infusión de manzanilla, pues es una planta que hervida resulta bastante efectiva para el alivio de una mala digestión o también para calmar el malestar en el estómago. Es una planta muy utilizada además, para ser aplicada en los ojos al momento de presentarse conjuntivitis o sobre algún golpe luego de una pequeña caída. Entre sus propiedades se encuentra que es antibacteriana, antialérgica y antiinflamatorias.

¿Un cuadro de estrés? lo mejor es la Lavanda: esta planta cuenta con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que suelen ser útiles en caso de picaduras de mosquito. Pero también puede disminuir la presión arterial y el ritmo cardiaco. Alivia el dolor de cabeza, ayuda a dormir y a reducir el estrés y la ansiedad.

¿Necesitas un relajante muscular? toma Tomillo: cuando se hace una infusión de esta planta, podemos relajarnos, tener una mejor digestión y también mejorar alguna afección respiratoria. Puede ser tomada como infusión medicinal o también a modo de cataplasma, debido a que es antisudorifico, relajante muscular y cicatrizante.

Aloe vera, un excelente regenerador de la piel: cuenta con un gel que se ha hecho bastante conocido, debido a sus propiedades regeneradoras, bactericidas, antiinflamatorias y antisépticas. La misma puede ser aplicada sobre heridas, quemaduras y cicatrices. Se debe tomar en consideración que cuanto mayor es la planta es mejor, y si se deja de regar dos o tres días su gel estará más concentrado.

Zinc y magnesio en una planta: el jengibre. Se trata de una raíz que actúa como un gran aliado cuando se trata de mejorar nuestra salud. La misma contiene altos niveles de zinc y magnesio los que ayudan a mejorar la circulación de la sangre, se logra bajar de peso pues minimiza el colesterol en el hígado. Incluso, también es recomendable cuando se trata de prevenir los resfriados, debido a que refuerza el sistema inmunitario.

Detener las hemorragias con la Ortiga: Aunque puede irritar nuestra piel si llega a entrar en contacto con ella, la ortiga es una planta vasoconstrictora, esto significa que puede ayudar a detener las hemorragias. Del mismo modo, es de gran ayuda para el sistema digestivo ya que permite que funcione y actúa como un laxante, gracias a sus propiedades mucílagas. Tiene un elevado contenido de clorofila, lo que estimula la creación de glóbulos rojos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts