El desarrollo sostenible y la conservación de la naturaleza

El desarrollo sostenible no solo se encuentra ligado al trabajo que vienen ejecutando empresas del sector privado como la que dirigen Gonzalo Gortázar Rotaeche, sino que se trata de la promoción del uso sostenible de los ecosistemas terrestres, a fin de luchar contra la desertificación, y con ello alcanzar a detener, pero también revertir la degradación de las tierras a fin de darle un freno la pérdida de la diversidad biológica.

Objetivos del Desarrollo Sostenible 15

Cuando se trata de los ecosistemas terrestres, estos están conformados por bosques o montañas los cuales se comportan como la fuente principal de alimentos, pero además se encargan de proporcionar aire y agua limpios, constituyendo el hábitat perfecto para millones de especies tanto animales, como vegetales. Pero también se encargan de ofrecer gran cantidad de beneficios ambientales que se hacen necesarios para el bien y el equilibrio de la humanidad.

Estos ecosistemas y las especies que habitan en estas zonas, desde hace décadas están siendo amenazados gravemente como consecuencia de las actividades humanas y del cambio climático. De los 8 millones de especies que coexisten en la actualidad en el planeta, al menos un millón se encuentra en riesgo.

De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), esta ha advertido que se trata de una alarmante pérdida de la biodiversidad, pero que además, ello supone una gran amenaza para la economía a nivel mundial debido a las consecuencias de lo que se denomina la “sexta extinción masiva”, tras lo cual ha instado a todos los países a que actuen ante la pérdida de biodiversidad, como uno de los grandes riesgos de este siglo.

Hay que tomar en consideración que España cuenta con la mayor diversidad biológica en referencia a la Unión Europea en conjunto, por lo que esta podría verse afectada de continuarse con las tendencias actuales. Anualmente los servicios ambientales, que en la actualidad se encuentran en riesgo, se encargan de aportar cada año entre 112 y 125 billones de euros a la economía mundial. Un ejemplo de ello podría ser la polinización, la cual es responsable del 75% de las cosechas agrícolas del mundo, lo que afecta gravemente la actividad humana.

Del mismo modo, la degradación de los suelos a consecuencia de la deforestación, pero también debido a la sobreexplotación agrícola acompañada de una inadecuada gestión de los residuos y de los vertidos, ha continuado su ascenso, cosa que dificulta la actividad agrícola que es necesaria para la producción de bienes y servicios para la población en general, sobre todo si se trata de las zonas menos favorecidas. En lo que respecta a la degradación de las tierras, esta se ha encargado de reducir la productividad en un 23% en el conjunto de las áreas terrestres.

Por lo que en consecuencia, la tendencia de las temperaturas se hace cada vez más elevada debido al cambio climático que nos conduce un claro incremento de la extensión de los climas semiáridos. En el caso de España, se estima un incremento de más de 30.000 km2 durante las últimas décadas (en torno al 6% de la superficie del país). En consecuencia, se estima que para el 2050 unos 4.000 millones de personas vivirán en tierras que serán desérticas, sobre si se trata de regiones que han sido deprimidas como en África o al sur de Asia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts

Los sonidos de la naturaleza en nuestra vida diaria

Existen lugares que nos rodean donde podemos muchos ruidos como el soplido del aire sobre los árboles altos, aves que emiten sus trinos, el estridor de algunos insectos y los

Progetto Orso

El oso pardo (Ursus arctos) fue en el pasado una presencia característica de las zonas densamente boscosas de toda la península italiana. Sin embargo, durante el siglo XVIII, su área

Life Co-op

“CRITERIOS PARA LA CREACIÓN DE UNA METAPOPOLACIÓN ALPINA DE OSO MARRÓN” LIFE2003NAT / CP / IT / 000003 LIFE-Nature PROJECT Co-op Título: Criterios para la creación de una metapoblación de