Clasificación y características de los insectos

Los científicos señalan que el grupo de los Insectos, denominado: Insecta, se encuentra conformado por una clase de invertebrados que están incluidos en el filo de los Artrópodos y en el subfilo de los Hexápodos. Las características generales de los mismos incluye un exoesqueleto de quitina, un cuerpo dividido en tres partes (cabeza, tórax y abdomen), tres pares de patas articuladas, ojos compuestos y un par de antenas.

Ésta se trata de la clase de animales más variada del planeta, y la misma incluye a más de un millón de especies, lo que se puede traducir a más de la mitad del total de organismos vivos que se conocen. Tales animales pueden ser encontrados en prácticamente cualquier hábitat, aunque se conoce que el menos frecuente es el oceánico, en donde se ha investigado la predominancia de otra clase de artrópodos, conocidos como crustáceos.

Características de los insectos

Entre las características más relevantes de los insectos hay que destacar que su morfología no suele ser distinta a la de otros artrópodos. En su cabeza es posible encontrar dos antenas con funciones sensoriales, dos ojos compuestos y en algunos casos también se pueden encontrar tres ocelos simples.

Con respecto a las piezas bucales, se encuentran en la cara inferior de la cabeza formadas por un labio superior (labro), 2 mandíbulas, 2 maxilas y un labio inferior. El tórax muestra 6 extremidades articuladas y en algunas especies se observan 2 o 4 alas. A la altura del abdomen es donde se concentra la mayoría de aparatos del animal: el digestivo, respiratorio, excretor y reproductor.

Con respecto al aparato digestivo, este consiste en un tubo denominado canal alimentario que se extiende desde la boca, hasta el ano. El mismo se encuentra dividido en tres secciones: la anterior, la media y la posterior. En la primera hallamos la cavidad bucal, la faringe, el esófago, el buche y el proventrículo. Es exactamente allí donde se producen los primeros pasos de la digestión enzimática y mecánica.

En la siguiente sección, o sección media en donde se produce la mayor parte de la absorción de nutrientes mediante las microvellosidades. Y finalmente, en la parte posterior, las sustancias que no son digeridas se unen al ácido úrico que es secretado por el sistema excretor para formar las bolas fecales.

Los insectos cuentan con un sistema respiratorio traqueal que está formado por tubos y sacos por los cuales los gases se difunden o son activamente bombeados hasta que es posible llegar directamente a los órganos.

En consecuencia, su sistema circulatorio no es requerido a fin de que pueda transportar el oxígeno y es por ello que está bastante reducido en los insectos. Las dimensiones de los insectos está influenciada en gran manera por el sistema respiratorio, ya que este minimiza su eficacia en la medida en la que aumenta el tamaño del animal.

Con respecto al sistema nervioso de los insectos, se encuentra formado por un cordón nervioso central y por el cerebro, los mismos están situados en la cabeza y además es bastante desarrollado.

En cada segmento de los insectos podemos encontrar un par de ganglios nerviosos, aunque también se han desarrollado algunas especies con estos fusionados. Los insectos cuentan con órganos sensoriales muy desarrollados, aunque suelen variar de acuerdo a la especie. Muchos de ellos captan la luz, los estímulos químicos, las vibraciones, ciertos rangos de sonido y algunos incluso pueden sentir dolor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts